3/12/12

Aliados del Bastión: Crear un Sandbox en dos semanas por Pirata Negro





Crear un sandbox es una tarea compleja, ya que cuenta con elementos únicos dependiendo del tipo de genero de ficción en que se encuentra basada. De modo que, aclaro, voy a narrar mi experiencia en la creación de un mundo ambientado en  la fantasía medieval, lo que no evita, que trate situaciones que pueden ser de utilidad en todo tipo de ambientación.

CONTEXTO

En el sector de Internet dedicado al frikismo, las quejas por módulos mal diseñados, aventuras repetitivas  y mundos fantásticos “rutinarios”, surgen de forma continua, debido a que cada individuo considera un cierto tipo de elementos o clichés, como los cimientos de lo que debe ser una aventura.

Me resulta claro que es imposible satisfacer los gustos de cada uno, de modo que un recurso interesante cuando ninguna de las iniciativas del mercado te llaman la atención o cuando una si lo hace (como en mi caso fue el mundo de Golarion que me emociono gracias a los diferentes adventure paths  de los chicos de Paizo) simplemente es mejor crear tu propia tierra fantástica, en vez de tener que leer decenas de módulos en donde se te presentara el mundo a pedazos. Me refiero a que todo DJ debería darse la oportunidad de crear un sandbox en su  carrera rolera.

Aclaro que si alguno de los universos fantásticos existentes satisface tu paladar como DJ o el del grupo entero, entonces te has quitado un gran peso de encima. Pero para quienes desean experimentar con la creación de mundos les comienzo a narrar mi primera experiencia que, espero, les pueda brindar elementos de utilidad para el diseño de sus propios mundos.

EL MOTIVO

Llevo un tiempo corto jugando “semanalmente” con mi grupo de amigos, y como no llevan en sus hombros un gran conocimiento del mundo rolero, durante un tiempo largo decidí narrar partidas simples, extraídas de diferentes módulos o libros básicos tipo D&D. Al principio lo de siempre: Un tabernero les ofrece un trabajo, el malvado de turno secuestra a una princesa y situaciones por el estilo. Al cabo de un tiempo ya no me sentía del todo interesado en seguir con historias simplonas, pero mis jugadores se me adelantaron (como siempre) y me comentaron que buscaban probar partidas complejas en lugares místicos, en  donde las acciones de los personajes tuvieran un peso sobre el mundo. Sorprendido dije “ de acuerdo, voy crear un sandbox” y empece a rezarle a San Google.



INSPIRACIÓN

Aproveche los artículos que se están publicando en Laboratorio friki relacionados a la elaboración de un sandbox. Luego me di una vuelta por otros de mis blogs favoritos y encontré lo que resulta ser la columna vertebral del mundo que estoy creando. Zak Smith  creador de Playing D&D with porn stars junta diversas propuestas en su entrada Gods as places, donde expone una larga lista de cientos de deidades antiguas, así como algunas ficticias (Mitos de Cthulhu, Warhammer Fantasy), cada una con un enlace que contiene un breve descripción del alineamiento e intereses del dios. 

La idea de Zak se centra en realizar tiradas que te lleven a elegir dioses diversos y al tener la cantidad que consideres adecuada generar un contexto en donde cada uno maneje o sea la inspiración de territorios  diseñados para la aventura. Los enlaces no brindan una cantidad extensa de información, apenas dos párrafos, pero la información que proporcionan es suficiente para que sigas con una investigación sobre las hazañas de cada una de las divinidades.

Al terminar mi primera sesión de tiradas obtuve los siguientes seres omniscientes:

OSIRIS: Responsable de juzgar a los muertos en la Duat (infierno, inframundo, etc..). Se encuentra acompañado de 42 dioses-jueces  que dictaminan lo que acaecerá a cada difunto.

LU YUEH: Disemina plagas y enfermedades.

OGHMA:Patrón de los poetas y la escritura.

CAMAZOTZ: Dios murciélago, avatar de la  muerte y el sacrificio.

CAMAXTLI: Dios de la caza, la guerra, la esperanza y el fuego.

HADES: Rey del  inframundo.

BAST: Diosa felina protectora del hogar, simboliza la alegría de vivir.

Teniendo a los dioses seleccionados, empece a imaginar los conflictos que pudieran generarse entre ellos, siendo el principal, la lucha que Osiris y Hades tienen por la dimensión sagrada conocida como “El fin” (espero que no me demande Mojang) donde ambos se disputan el poder para juzgar a los muertos. Teniendo el conflicto principal se generaron de forma casi automática conflictos entre las deidades restantes, bajo el supuesto principal de tener a las  deidades de alineamiento neutral combatiendo a las malignas.

Para generar el mapa del sandbox, utilice una herramienta que encontré gracias a los círculos de roleros de habla inglesa que tengo en el G+. Llamada Hexographer, la cual, en su versión de descarga gratuita, permite con suma facilidad generar mapas hexagonales de territorios medievales, urbanos o siderales. Les recomiendo probarlo después de revisar el video tutorial que viene en su pagina principal.

Tras invertir 3 horas, el mapa de la primera isla de “El fin” se encontraba lista. Entre las posibilidades de colocar hexágonos de diferentes tipos de terreno, construcciones o caminos, una de las herramientas que me resulto vital para avanzar con la creación del mundo fue la numeración de los hexágonos, facilitándome un seguimiento de los acontecimientos que podían suceder en cada uno.

No sugiero que en cada hexágono suceda un hecho de relevancia, pero si quiero un claro sentimiento de sorpresa en el mundo de modo que los aventureros no sepan que esperar en cada pedazo de territorio al que decidan avanzar. Como soy un rolero al que le encantan las tablas, recurrí a otro blog, donde cada una de sus entradas, se encuentra relacionada con tablas que tratan elementos de aventuras fantástico-medievales, en Dungeon dozen al azar pueden suceder conflictos, aparecer tesoros, iniciar combates o generarse detalles únicos sobre tu sandbox con una simple tirada, de un dado de 12 caras.

Me resulto fundamental encontrar imágenes que mostraran a los jugadores el tipo de territorios que estarían visitando, así que a parte de buscar fotos de desiertos y selvas por picasa, busqué mostrar el ambiente del conflicto principal entre los dioses de la muerte con las imágenes que selecciono el aventurero retirado para su propio sandbox.

Para terminar con detalles, como los de elaborar planos de calabozos, insertar combates esporádicos o brindar nombres especiales para cada lugar, la pagina de Donjon es un salvavidas. Con el primer avance que tengo, de la sección del mundo donde la aventura comienza, lo que me llevó más tiempo fue definir los eventos en cada uno de los hexágonos. Y, aunque solo usé de 2 a 3 líneas por hexágono, tardé algunos días en acabar la faena. El resultado de momento es un territorio que puede generar suficiente emoción para un buen número de sesiones.

INCOMPLETO

El sandbox se se encuentra lleno de agujeros, es una creación de dos semanas y las carencias que tiene se encuentran relacionadas con lo narrativo porque no le brindé un trasfondo profundo a la mayor parte de los Pnjs así como a la sociedad que controla cada una de las deidades He dejado sin atender temas como el militar, económico o cultural con la atención que merecen. Por ello tendré que buscar fuentes que me lleven a preguntarme sobre los aspectos únicos que cada tipo de sociedad pueda poseer. Por otro lado, en lo que se refiere a construir una personalidad interesante a las deidades y sus sirvientes el campaign mastery blog presenta entradas que tratan el tema a profundidad.

De momento me encuentro probando el sandbox con mi mesa de juego habitual, así como intentando hacer lo mismo vía hangout pero existen elementos que deben ser pulidos. Todo lo nuevo que vaya aprendiendo, lo compartiré en próximas entradas.

Pirata Negro

Printfriendly

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...