19/12/12

Aliados del Bastión: E•X•O: ¡Tú la llevas! por Aker


E•X•O: ¡Tú la llevas!

 Gancho de aventura inspirado en la idea #1 del libro ‘100 Sci-fi Adventure Seeds’, de James ‘Grim’ Desborough.

 E
 Los PJ caminan por la concurrida zona comercial de un planeta o estación espacial fronteriza cuando, súbitamente, alguien surge de la multitud y choca contra uno de ellos. Los PJ aún no lo saben pero los malos de la aventura persiguen al desconocido, ya sean éstos miembros de la Seguridad local (vestidos de civil) o bien matones armados. El tipo está herido de gravedad, ha recibido un balazo por la espalda y se está desangrando. Lleva algo en la mano, a lo que denominaremos la cosa (el MacGuffin de esta historia). Con un hilo de voz, el tipo suplica a los PJ que no permitan que la cosa caiga en manos de “ellos” (sin aclararles quiénes son “ellos”). Tras recobrar el aliento el desconocido huye corriendo (si has visto Enemigo Público ya sabes lo que le pasa luego). Los que le persiguen pasan junto a los PJ sin percatarse de que éste les ha entregado la cosa. Alguien ha avisado a la Policía y las fuerzas del orden están a punto de hacer aparición, ¿qué hacen?


 X 

Los malos de la historia parecen dispuestos a todo por recuperar la cosa: amenazas, soborno, extorsión o incluso la siempre socorrida violencia. Qué es exactamente la cosa queda a la voluntad del DJ, algunos ejemplos son:
  •  Giro #1: la historia más prototípica posible es que la cosa sea una memoria de datos que contenga evidencias incriminatorias contra alguna de las autoridades planetarias, una persona corrupta y vil hasta la médula que ha cometido un grave delito o falta. Al intentar acceder al contenido de la cosa descubrirán alguna pista acerca de dónde o a quién deberían entregarla. O igual no quieras darles tantas pistas y simplemente tengan que apañárselas ellos solos, que los jugadores ya son mayorcitos para tomar sus propias decisiones. Por otro lado, la información está encriptada y solo puede ser decodificada por una persona o entidad concreta, probablemente por una agencia informativa, las autoridades federales o incluso el periodista estrella de la principal cadena planetaria de holonoticias. Por supuesto, si alguien intenta saltarse las medidas de seguridad para acceder a la información ésta podría borrarse así que ir por ese camino no es, al menos en principio, una opción viable (aunque no imposible si el grupo dispone de las habilidades pertinentes o si buscan los contactos adecuados). De todos modos, mientras se piensan qué van a hacer el malo de la historia ya ha descubierto quién tiene la cosa y ha enviado a su gente tras el grupo. Tal vez antes de tomar medidas drásticas opte por ponerse en contacto con ellos y les haga “una oferta que no podrán rechazar”, con lo que los PJ deberán tomar la decisión de hacer lo correcto (o no, podrían limitarse a coger lo que les ofrecen y acabar felizmente la aventura). En caso de que rechacen la oferta, lo más probable es que los señores de las pistolas vayan a por ellos; o que les estén esperando cerca del punto de entrega de la cosa con intención de acabar con ellos en cuanto les vean asomar el hocico… Vale, lo admito: este giro argumental está más manido que el clítoris de una actriz porno pero había que incluirlo a modo de homenaje a los clásicos.
  •  Giro #2: la cosa es una cápsula de cerámica que protege un arcano artefacto de tecnología ghar, una especie de corteza electrónica de propósito desconocido. Los PJ no pueden saberlo pero el artefacto contiene la conciencia y memorias de un Regente (ver artículo aquí ) que lleva inactivo desde tiempos inmemoriales. Si de algún modo es conectado a una red informática o de datos (como el ordenador de a bordo de una nave), tarde o temprano se adaptará a la tosca tecnología y asumirá el control de la misma. No le llevará mucho más tiempo aprender a comunicarse con los PJ, con lo que las cosas comenzarán a ponerse realmente interesantes: intentará convencer por cualquier medio a los PJ para que le construyan un cuerpo robótico en el que pueda integrarse, llegando incluso a facilitarles el esquema básico de un guardián iroiendi (ver artículo aquí ). Los deseos del Regente, así como su afiliación (iroiendi o skardar) quedan a discreción del DJ, así como la identidad e intenciones de los tipos que deseaban encontrarlo, éstos podrían ser agentes iroiendi, miembros del Escudo de Ceimar, espías al servicio de cualquier nación galáctica o incluso simples matones a sueldo de una corporación ansiosa por hacerse con los secretos de los ghar (¿Alguien ha dicho Hegaton Mts.?). 
  • Giro #3: todo es un montaje. Ni el tipo que les entregó la cosa está muerto (cuando se arrojó en brazos de los PJ se tragó una pastilla que lo dejó fuera de combate) ni tampoco los tipos que les persiguen quieren matarles (usan balas de goma y llevan blindaje pesado debajo de sus holgadas ropas, suficiente para detener los disparos de los PJ). En realidad todo es una retorcida prueba para comprobar si los PJ tienen lo que hay que tener para trabajar para ellos. Si consiguen dar esquinazo a sus perseguidores durante un determinado tiempo (complicado, ya que la cosa lleva un localizador oculto), serán objeto de un intento de reclutamiento por parte del Servicio Secreto de la República, las Espinas de La Marca o cualquier otra de las agencias que forman parte de la comunidad de Inteligencia galáctica.

 O

 El final de la aventura depende del giro argumental que hayas escogido desarrollar: Incluso si sobreviven, la aventura de la información comprometedora podría terminar con los PJ tanto como auténticos héroes o como denostados villanos. El malo no dudará en acusarles de algún delito que no hayan cometido para desacreditarlos ante la opinión pública. Por otro lado, si el malo logra hacerse con la cosa también podría optar por dejar marchar en paz a los PJ; a fin de cuentas se trata de un tipo razonable y pragmático y, sin la cosa, ya no tiene nada contra ellos. Aunque puede que al final cambie de opinión y decida “atar los cabos sueltos” y silenciarles para siempre saboteando el transporte que los saca del planeta… Si empleas el escenario del Regente en letargo los PJ podrían estar introduciendo un nuevo elemento desestabilizador en el escenario de guerra ya-no-tan-fría que actualmente sostienen los siete iroiendi y la skardar. Aunque si no deseas liarla tan parda ni contradecir la línea canónica de EXO lo más probable es que el Regente termine la aventura destruido (o detenido, o desactivado, o flotando en el espacio, o congelado en carbonita, o...). Incluso podrían ser los propios PJ quienes opten por cargárselo cuando descubran que han despertado a un criatura que persigue la total aniquilación de todas las “especies inferiores”. Por último, la alternativa de la prueba de aptitud es una buena forma de dar un volantazo al rumbo de una campaña en curso. Los PJ dejarán de “ir por libre” para pasar a estar a las órdenes de una agencia o patrón gubernamental, tal y como le pasaba al Equipo A en las últimas temporadas de la serie. Aunque también podrías darle otra vuelta de tuerca y decidir que, al final, el nuevo jefe de los PJ no sea quien dice ser… Quizás incluso estén trabajando para el enemigo contra el que creen estar luchando y no lo sepan… (¿alguien dijo Alias por aquí?).

Aker

Printfriendly

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...