8/1/13

Aliados del bastión: E•X•O: Bloqueados por Aker


E•X•O: Bloqueados 

Gancho de aventura inspirado en la idea #2 del libro ‘100 Sci-fi Adventure Seeds’, de James ‘Grim’ Desborough.

E
La noticia del día es que un planeta del sector Com-Dur (u otro sector cercano a la frontera oeoniana) al que denominaremos ALFA (sustituir por el nombre del planeta elegido), ha sido repentinamente colocado bajo un bloqueo total por la OTE, la Oficina de Transporte Espacial que regula el tráfico en toda la República Federal del Planetas. ALFA es un nexo comercial y buena parte de la economía local depende de los servicios que prestan a los mercantes, por lo que la medida es extremadamente perjudicial para los nativos y aun más para los comerciantes que se han quedado atrapados en el planeta a mitad de trayecto (que pueden ver sus contratos rescindidos y sus mercancías perecederas echadas a perder). Un bloqueo total es una medida tan drástica que requiere justificación y nunca se debe adoptar a la ligera, motivo por el que la situación ha provocado la indignación y preocupación de los habitantes de ALFA, ya que no se ha hecho público el motivo del mismo. 
Cualquier intento de entrar o salir del planeta es impedido por patrulleras del SAR (Ver artículo) apoyados, por sorprendente que parezca, por una fragata y dos cruceros ligeros pertenecientes a la 6ª Flota. La participación de la Armada en el bloqueo es precisamente lo que ha sembrado la inquietud entre la población, que ha visto resurgir los viejos fantasmas de la propaganda antirefepera con la que era bombardeada durante la era oeoniana (antes de su anexión a la República). Pese a todo se trata de un bloqueo civil, por lo que media docena de naves pertenecientes a mercantes independientes, célebres por pasarse por la entrepierna las órdenes de la OTE, intentan despegar. La mayoría regresan con el rabo entre las piernas tras recibir una salva de aviso frente a su proa. El capitán de una pequeña nave que tiene algunos problemillas pendientes con la justicia decide intentarlo de todos modos y es convertido en basura espacial. Parece que esta vez el bloqueo va realmente en serio. La población local no sabe los motivos de esta acción. Por su parte, tanto las autoridades federales como el gobierno planetario se niegan a dar explicaciones y se limitan a asegurar que no hay motivos de preocupación. A pesar de que es el principal tema de conversación en ALFA, tampoco a través de la esfera de datos local es posible averiguar nada (aunque hay cientos de especulaciones y teorías al respecto). El acceso a la GWW extraplanetaria ha sido temporalmente suspendido y sustituido por una página estática en donde se recuerda la prohibición de entrar o salir del planeta. Con excepción de un puñado de líneas seguras monitorizadas por los militares, el planeta se encuentra completamente incomunicado del exterior. 
Los PJ, mercenarios acostumbrados a llevar a cabo trabajos de toda índole, se encuentran en un planeta bastante cercano a ALFA, tal vez incluso en el mismo sistema solar. Allí son discretamente contactados por un hombre que se presenta como Sr. García (obviamente un alias). Aunque no se identificará, se trata de un agregado comercial al servicio del gobierno “alfano”. García actúa por orden del senador que representa a ALFA en el Senado de la República (aunque esto no se lo dirá). Desea que los PJ descubran el motivo por el cual la Armada ha bloqueado el planeta. La realidad es que a pesar de todas sus llamadas a la calma, el gobierno planetario de ALFA no ha sido informado del motivo del bloqueo, y eso les pone MUY nerviosos. El senador ha intentado averiguar qué pasa pero la OTE le ha remitido a la Armada y ésta se ha negado a darle explicaciones. Al parecer, la operación ha sido clasificada como índigo (muy secreta) y para acceder a sus detalles es necesario poseer una acreditación de seguridad de la que el senador carece (ver artículo ). A través de la mesa del Senado ha exigido una explicación al Ministro de Defensa pero el trámite lleva su tiempo y la comparecencia no está prevista hasta dentro de dos semanas. Además, para mayor indignación del senador, el Ministro Cunningham se ha negado a darle una explicación extraoficial hasta entonces. A la vista de los hechos, el senador ha decidido actuar por propia iniciativa: recurriendo a algunos contactos ha conseguido averiguar que la Armada está buscando a alguien en ALFA. Aunque no ha averiguado el motivo por el que lo busca, indudablemente debe ser muy importante para merecer tal despliegue naval. 
El senador se puso en contacto con García, a quien conoce desde hace años (ambos pertenecen al mismo grupo político) y le ha solicitado que haga llegar un mensaje a su planeta con todo lo que ha podido averiguar y que no se atreve a transmitir directamente al planeta (a otros les han acusado de espionaje por menos de lo que él ha hecho). La misión debe ser llevada a cabo por personas que no puedan ser vinculadas con el gobierno de ALFA. A fin de cuentas, sería un escándalo si se descubriera que el senador de un planeta se pasa por el forro los bloqueos de un organismo federal. 

 García pretende que los PJ viajen hasta ALFA y burlen el bloqueo naval para entregar, en mano, un mensaje codificado a las autoridades planetarias. De ser necesario incluso puede proporcionarles dinero para que alquilen una nave, probablemente una pinaza (ver más abajo). Sabe que es una misión muy arriesgada y está dispuesto a pagarles en consonancia, la mitad del dinero ahora y el resto al terminar ¿Les interesa? Si la respuesta es afirmativa los PJ deberán planear cómo van a llevar a cabo la misión, ya sea de forma sutil o por las bravas. De todos modos la Armada vigila que nadie salga de ALFA, así que entrar gozando del elemento sorpresa no debería ser imposible.
La información que deben llevar está en un chip de datos cifrado con el código empleado por la oficina diplomática de ALFA. El auténtico objetivo es que los PJ no puedan leerlo ya que, en realidad, con toda seguridad los expertos de la Armada sí que pueden descifrarlo. De todos modos, García recordará a los PJ que se trata de la única prueba que incrimina a los PJ en este asunto e insistirá en que, si creen que van a ser atrapados, lo destruyan (con lo cual solo se enfrentarían al cargo de intentar atravesar un bloqueo civil).
 Sea como sea, una vez burlen el bloqueo, tanto si es mediante el sigilo como si se abren paso a toda velocidad mientras esquivan los disparos de las patrulleras, deberán ponerse en contacto con las autoridades. Esto no será complicado ya que al adentrarse en la ionósfera han sido detectados por la estación de control de tráfico local. Tres cazas atmosféricos pertenecientes a la fuerza de defensa planetaria saldrán a su encuentro y les conminarán a seguirles y tomar tierra en un aeródromo militar situado a unos 400 km de la capital. Cuando aterricen, serán detenidos por violar el bloqueo y recluidos en una celda del complejo. A menos que hagan alguna tontería se les tratará correctamente y, si comunican al comandante de la base el motivo de su visita y le entregan lo que traen, pronto serán trasladados desde las celdas a unas habitaciones vigiladas en otro edificio de la base. 
Mientras, el comandante se ha puesto en contacto con sus superiores y éstos le han ordenado que vigilen a los PJ en tanto que comprueban su historia. Al mismo tiempo, el gobierno local está dando largas a la Armada, que exige su inmediata entrega, argumentando que si los delincuentes se encuentran en la superficie ahora se encuentran bajo jurisdicción planetaria (lo que técnicamente es cierto). 
Finalmente, son visitados por un hombre trajeado que se presenta como Sr. Biglow, del servicio de seguridad local. Biglow desea que cumplan otra misión, a cambio de lo cual doblará la paga prometida por García. Biglow quiere que busquen a alguien en el planeta y, cuando lo encuentren, que le llamen y se lo entreguen. Todo de forma discreta y extraoficial, ya saben... Lo que sucede es que el Gobierno de ALFA ha decidido encontrar a la persona o personas a quienes está buscando la Armada. Su idea es negociar su entrega a cambio de la concesión a una empresa local de cierto contrato de suministros militares por parte del Ministro Cunningham. Por cierto, que la empresa tenga como directivos y accionistas a varios parientes de algunos miembros del gobierno planetario es pura casualidad...

  •   Giro #1: la Armada está buscando a tres adolescentes, unas trillizas cuya presencia en el planeta ha hecho saltar todas las alarmas en el SSR (Servicio Secreto de la República). Según les dice Biglow, en realidad nadie parece saber el motivo concreto por el cual las buscan pero, por extraño que suene, parece ser que estas jóvenes son terroristas y se las considera extremadamente peligrosas. En un derroche de medios sin apenas precedentes, tres grupos exo de la 1ª BriPel han sido enviados al planeta con la misión de encontrarlas. Un despliegue como el que se ha producido para atrapar a tres niñas es algo sin precedentes… ¿o quizás no lo es? 
  •  Giro #2: la Armada está buscando a un hombre del que no conocen ni su nombre ni su aspecto más allá de una descripción genérica, ni tampoco el motivo por el que le buscan. Lo cierto es que un clarividente al servicio del DIE (ver artículo ) tuvo una visión acerca de una terrible plaga iba a ser liberada en ALFA. La Armada actuó con la mayor premura para evitarla o, al menos, contenerla a nivel local. La amenaza proviene de un virulento virus de diseño que se transmite por el aire y ataca específicamente a los humanos con un porcentaje de mortalidad del 98.5%. El motivo de mantener a todo el mundo desinformado es evitar que cunda el pánico. El malo de la aventura, que lo mismo puede ser un agente iroiendi que un científico loco o incluso un ecoterrorista radical que pretende esterilizar el planeta de presencia humana al más puro estilo Doce monos, aún no ha liberado el virus puesto que el actual bloqueo le impide escapar. Un grupo exo de la 1ª BriPel le está dando caza, sin demasiado éxito ya que apenas dispone de datos para identificarle. Como pueden imaginarse, si los PJ logran burlar el bloqueo y aterrizar ya no podrán abandonar el planeta porque existe el riesgo de que ahora sean portadores. 
  • Giro #3: la Armada está buscando a alguien apodado Ciberbesti@, un presunto agente iroiendi. En realidad nada es lo que parece. Lo que pasa es que Ciberbesti@ ha entrado en una “guerra” con un tal Neoconte_22, un hacker rival que vive en un planeta cercano. Al principio se dedicaban a fastidiarse mutuamente con pequeñas ciberbromas pero, hace dos meses, Ciberbesti@ introdujo un virus informático en el ordenador de su adversario y las cosas acabaron por salirse de madre. Poco después Neoconte_22 obtuvo su venganza al colarse en una base de datos federal, donde introdujo un informe señalando que en ALFA podría haber una base iroiendi oculta y que Ciberbesti@ era un importante agente iroiendi. Con lo que no contaba era con que su informe iba a ser tomado en serio por una IA de análisis del SSR y que provocaría una reacción en cadena de acontecimientos que han culminado en el bloqueo. Hasta ahora han conseguido ubicar a Ciberbesti@ en un determinado distrito de la capital del planeta y un grupo exo de la 1ª BriPel le está buscando, pero el hacker es bueno cubriendo sus huellas, ¿conseguirán los PJ ser más listos que un grupo exo? 
O
 El final de la aventura depende enteramente del giro argumental que hayas escogido. 
La aventura de las tres adolescentes resulta ser un puro fiasco. Por pura casualidad, el SSR ha confundido con terroristas a tres amigas que recientemente se han sometido a cirugía estética para ser completamente idénticas (siempre habían querido ser hermanas). Las jóvenes acudieron al astropuerto para despedir a un conocido que se marchaba a estudiar a la universidad de otro planeta y allí fueron captadas por las cámaras de seguridad. La casualidad ha querido que ahora se parezcan muchísimo a tres hermanas que están siendo buscadas por las autoridades y los programas de reconocimiento facial hicieron el resto. Los agentes de la Armada aún no han sido capaces de localizarlas debido a que están buscando a tres chicas que se mueven juntas mientras que las tres amigas todavía viven, por separado, con sus respectivos padres. Además, aún no han actualizado su documentación con su nuevo rostro (según la legislación local no es obligatorio para los menores de edad) y por eso los bancos de datos locales no arrojan resultados positivos.
La plaga es el clásico escenario apocalíptico en toda regla, simple y directo. El terrorista no desea morir por lo que no abrirá la cápsula que contiene el virus a menos que no le quede otro remedio. Se cree que el virus solo afecta a los humanos, por lo que los miembros de otras especies deberían estar a salvo. De hecho, el grupo exo enviado al planeta está formado íntegramente por no-humanos pero precisamente esto es lo que está coartando su efectividad, ya que la mayoría de la población local es humana y son reticentes con los extranjeros. Lo peor que podría pasar en esta historia es que la Armada termine creyendo que los PJ están conchabados con el terrorista. Y esto último podría pasar tanto si el virus ha sido liberado (caso en el que, en mitad de la crisis, nadie se acordará de responder por los PJ) como si no lo ha sido (el gobierno de ALFA podría no tener interés en desmentir el malentendido y así, si los PJ son abatidos o capturados, de paso se ahorran tener que pagarles una pasta. Total, ¿quién va a creerse una historia tan absurda como la que cuentan?). Un último elemento que hay que tener en cuenta es quién se hace finalmente con la posesión del virus y, sobre todo, para qué lo quiere. 
La aventura del hacker es, a su modo, como buscar una aguja en un pajar. A pesar de que Biglow puede proporcionarles toda la información que precisen, sacada de los bancos de datos oficiales, encontrar a alguien entre cientos de miles de personas es una tarea francamente complicada. Por no decir que cuando descubran que todo es una patraña se sentirán frustrados por haber participado en una búsqueda infructuosa… ¿o tal vez no lo es? Quizás los PJ descubran otra cosa mientras investigan al presunto espía iroiendi. Tal vez alguno de los sospechosos esconde un terrible secreto: podrían tratarse de un asesino en serie (¡O de una familia entera de ellos!) o haber instalado un laboratorio de drogas ilegales en su sótano. O quizás alguno de los dos hackers implicados en esta movida dispone de datos valiosos que ha obtenido durante sus incursiones virtuales y que podrían ser el perfecto gancho para la siguiente aventura, desde las coordenadas de un arsenal secreto de la Armada oculto en el espacio profundo (listo para ser asaltado y desvalijado antes de que lleguen naves a investigar por qué han saltado las alarmas), las clásicas grabaciones con las que chantajear a una importantísima figura pública, etc. 
______________________________________________________________________
Pinaza civil clase Knött 
Una pinaza es una nave más pesada, grande y con mayor autonomía de vuelo que los cazas estándar. Aunque oficialmente están catalogadas como un caza pesado, las clase Knött son pinazas civiles multipropósito, ligeramente artilladas pero rápidas y robustas. Ideales para el transporte rápido de pequeñas cargas entre sistemas cercanos. 

Pinaza civil clase Knött 
Tipo: caza pes.
Nacionalidad: *
Armas: L, Lp
Blindaje: 16
Cabina: 3
Carga: 2
Maniobrabilidad: 3
Motores: 4
Estructura: 12
Notas: posee capacidad de salto subespacial. Tiene capacidad atmosférica. 

Aker

Printfriendly

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...