29/1/16

Consejos sobre cómo crear un juego de rol

¿Quién soy yo para dar consejos? Nadie, pero es que muchos caen de cajón, es usar sentido común y tener las ideas claras. Me gustan los juegos de rol, escribir sobre ellos y crearlos, por ello creo que esta clase de consejos, llenos de lógica (pero quizás no de razón, juzgad vosotros) ayudarán a más de uno.

Si vosotros pensáis que es un artículo innecesario creédme, hay muchos que no lo creen así: basta con leer posts en foros o en redes sociales de gente pidiendo ayudas y consejos, así que si tenéis más consejos y opiniones, ¡podéis dejarlos en los comentarios o darme la réplica en vuestros blogs!

Lee, escribe y juega


Si tu deseo o ambición es escribir un juego de rol y que además pueda ser publicado o al menos llegue a alguna mesa de juego debes practicar y dedicarle tiempo. Para perfeccionar tu trabajo tienes que formarte, esto es, leer lo que ya hay en el mercado. ¿Qué estilo tiene los diferentes autores? ¿Qué estilo es adecuado para tu juego de rol? Conseguir plasmar en un papel tus ideas y que los lectores sean capaces de interpretar lo que quieres decir y conseguir implica que hayas desarrollado el arte de la escritura también. Como los juegos de rol son juegos implica que además debas buscar mecánicas que se adapten a todo aquello que quieres transmitir. Si antes recomendaba leer y escribir ahora recomiendo jugar, jugar y jugar, no solo al juego sobre el que estás trabajando sino a todos los
posibles. La práctica hace al maestro y nadie nace aprendido.




Abre los ojos y aprende de lo que digan de tu trabajo


Posiblemente creas que tu trabajo es perfecto, pero tienes que asumir que no lo es según quien lo lea. Hay aspectos que van a gustar, pero otros no y todos tienen el derecho del mundo a compartirlo. Asume que tu obra tiene fallos y atiende a todas las críticas, aunque creas que no tienen razón intenta por un momento estudiar qué se dice sobre tu obra y evalúa hasta qué punto están en lo cierto. Si afortunadamente te encuentras con alguien que además esté dispuesto a aclarar lo que ha comentado y a ayudarte, escúchale.

De los errores se aprende mucho más rápido que de otras formas. Da igual que quien te lo haya comentado no tenga ni idea, no sepa del gremio o que sólo haya jugado una vez, ¡es suficiente para qué los tengas en cuenta! Bájate de la burra, que no eres más que nadie.

Nadie está en contra tuya


No es la primera vez que me encuentro con gente que cree que opinar negativamente de su trabajo es atacarles personalmente. No lo es, y sé que es molesto que digan cosas que no quieres oír pero no puedes reaccionar negativamente o a la defensiva: vas a conseguir peores reacciones y que no vuelvan a querer saber nada de ti ni de lo que has hecho. Intenta dialogar y mantener la calma: han leído tu trabajo y no les ha gustado, ya está, seguro que tienes argumentos de sobra para defender tu juego sin insultar o comportarte como un energúmeno.

No temas a enseñar tu juego


La gente teme que le roben su trabajo, que alguien le copie y se haga de oro. Teniendo en cuenta que nadie se hace millonario con esto del rol no tienes nada que temer. Además, siendo como me he topado muchas veces tu primer juego de rol lo más seguro es que no sea un trabajo excepcional o lo suficientemente  innovador para que alguien quiera robártelo. O incluso no siendo tu primer trabajo, ¿has leído lo que yo he hecho? Si tu idea es acabar publicando juegos de rol siempre vas a necesitar una segunda opinión, el saber qué haces mal y qué haces bien, si tiene aceptación o hay interesados en jugarlo. Enseña tu trabajo, quizás no todo si no te sientes seguro, pero lo suficiente como para que la gente hable de él y quiera ayudarte o te de consejos. Todo lo que puedan decirte es oro puro.


Mima a tu retoño


Intenta que tu juego tenga ayudas de juego, complementos… Todo lo que puedas hacer, ya que si quieres que la gente escriba sobre él debes ser el primero que lo haga, que lo muestre, lo juegue e invierta tiempo en él. No es necesario que sea todos los días a todas horas, pero el que quiera saber qué es tu juego de rol no querrá ver que lo tienes desatendido u olvidado. Ten en cuenta los pequeños detalles: ¿tiene página web? Que no parezca que la has hecho en 2 minutos ¿Lo has subido a una web de enlaces? Asegúrate de que funcionan. Todo cuenta.

Aprende a presentar tu juego


¿Qué es? ¿De qué va? Son preguntas (junto con otras) típicas y que te formularán; intenta saber responder correctamente. Incluso puedes plantearlo como un juego: escribe preguntas que pueden hacerte o bien, pide que te hagan esas preguntas y trata de responderlas. Cuanto más seguro estés respondiendo a las preguntas, mayor convicción transmitirás a los demás.

La gente trata de presentar su trabajo diciendo quién es y tratando de demostrar que es una persona válida. Pero lo importante es tu juego y este debe ser el suficiente aliciente como para que se compre o juegue.

En otros sectores se emplean "pitch", presentaciones donde tratan de captar la atención de inversores o clientes, y este formato se puede emplear y extrapolar a los juegos de rol para captar jugadores y compradores.


Promoción


Es complicado mostrar un juego de rol a desconocidos y captar su atención. Es incluso más difícil que lo jueguen. La clave es la constancia. Intenta que incluso antes de salir el juego se sepa qué es y se quiera jugar. Muestra que estás trabajando con él, que has hecho pruebas de juego, que a la gente le gusta. Consigue que la gente se empape de él. Poco a poco, que se disfrute incluso con su desarrollo. Que incluso cada nuevo anuncio o información haga aumentar la expectación que se tiene sobre él (hype).


Ten claro por qué lo haces


Si vas a publicar con una editorial vas a tener que estar en la ola y conocer las tendencias, incluso estudiar qué nicho del mercado está por cubrir. Si vas a escribir con los colegas da igual lo que escribas si a ellos les mola. Ten claro el porqué de todo tu esfuerzo, porque no vale todo: nadie va a querer publicar un producto con cientos de competidores, pero tampoco querrán publicar cualquier locura que se te ocurra. La forma de trabajar es diferente y te va a frustrar no conseguir los resultados que quieres por no tenerlo en cuenta.

No te mates con el sistema


No vas a inventar la rueda, no lo vas a conseguir tan fácilmente al menos. Con esto quiero decir: no le des demasiadas vueltas al sistema y usa los que hay disponibles, alguno habrá que apoye lo que quiere transmitir tu juego sin realizar demasiados cambios. Si no te convence haz tu sistema, pero no te compliques demasiado: es una herramienta y un apoyo, debe dejar fluir la partida y la aventura. Por mucho que te encante darle vueltas y diseñar, un sistema que no consigue compenetrarse con la ambientación es tiempo perdido y no gustará si lo que pretendes es que lo jueguen y disfruten terceros.



Estos consejos son los más básicos que se me ocurren y son los que puedo dejaros, espero que os resulten útiles si habéis venido con esa intención y que hayáis disfrutado con mi visión con respecto a la creación de juegos de rol.

Printfriendly

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...