9/3/16

Caldo de gnomo: ¿Dónde hemos aparcado?

Nota del editor: una semana más os traemos una traducción de Gnome Stew de un post escrito por Angela Murray y del cual tenéis el enlace al post original aquí. Como es costumbre en esta casa os invitamos a seguirlos a través de su blog o de +Gnome Stew, y a ver anteriores traducciones nuestras en este enlace.

Como Director de juego, a veces siento que soy el único que está prestando atención a qué pasa en la partida. Puedes llegar a empezar la sesión y nadie se acuerda de qué pasó en la última, incluso aunque les dejaras colgando al borde de un abismo. ¿Significa esto que a los jugadores no les importa? ¿Debería preocuparme crear una partida cohesionada en la que no hubieran agujeros de guión? Cuando preguntas si alguien se acuerda de lo que pasó en la anterior partida y todo lo que ves son caras de póker, alguna vez piensas "¿por qué me preocupo?".



Es totalmente frustrante, pero que los jugadores no recuerden los detalles de la anterior sesión no es necesariamente una muestra de desinterés, si han venido otra vez es que quieren algo más que patatas y bebida. Muchos de nosotros tenemos vidas muy ajetreadas más allá de la partida: trabajo, pareja, hijos, facturas que pagar, proyectos en mente e incluso series de TV que quieres ver si estamos siendo sinceros. Incluso aunque centráramos nuestra atención y nuestra capacidad mental en una campaña no sería viable.

También hay un problema de perspectiva. Como Director de juego tienes que mirar más allá de lo que pasa en la mesa, cosa que los jugadores no tienen por qué. Eres responsable de hacer malabares con todos los aspectos del juego para que los jugadores tengan un mundo interesante que explorar. Mientras que tu sabes la importancia de la relación entre el líder de la hermandad de mercaderes y la casa nobiliaria, los jugadores se acordarán del adorable mono vestido que tenía éste como mascota. En esencia, es posible que no cuadre lo que ellos recuerdan como importante de las anteriores partidas con lo que tú crees que es importante.

¿Qué haces cuando estás tratando de hilar una campaña épica a través de las partidas? ¿Cómo evitas esas miradas perdidas cuando intentas que recuerden dónde se quedaron?

No tengas miedo de recapitular. "La semana pasada entrasteis en la guarida del dragón, liberásteis a los rehenes y lo vencisteis de manera espectacular. Por desgracia, un montón de esbirros se fueron con el artefacto". No hay nada de malo en darles un resumen de lo que pasó la última vez, les ayudará a todos a estar en la misma página y les recordará las metas que tratan de conseguir. Incluso aunque no recuerden los detalles, te corregirán si tu te equivocas mencionando algo que no cuadra con sus recuerdos.

Hazles preguntas en una dirección. "Tras encontrar el almacén oculto donde la secta escondía los cadáveres de sus víctimas, ¿qué más vais a investigar? ¿La última dirección conocida del predicador?". Posiblemente te hayas preparado la partida, así que tienes una idea de qué están planeando. Quizá necesiten un empujoncito en la dirección correcta para recordarles qué estaban haciendo sus personajes en la última partida.

Salta directamente a la acción. "En el momento en el que abres la puerta del almacén del carguero un montón de mercenarios disparan. Sean quienes sean, están en vuestro camino hacia el lugar del que viene esa alarma diplomática." Tú sabes hacia donde se dirigían y que estaban planeando, ¿por qué no situarles en el meollo de la acción? Cuando se hace bien nada pone el corazón a mil por hora más rápido que ser arrojado a un combate. Cuando este pase, tus jugadores podrán reagruparse y pensar qué hacer a continuación, y probablemente recuerden un poco más qué pasó anteriormente.

Habla directamente a los personajes."Jax, en la última partida estabas KO, te arrastraron fuera del combate contra tu archienemigo y esta huyó. Corax, ese combate sucedió cerca del hospital donde tu novio trabaja. ¿Cuál es el plan?". Mientras que es posible que los jugadores no recuerden los detalles exactos de la anterior sesión, seguro que recuerdan qué personajes interpretan y cuales son sus metas y deseos. Si presionas esa tecla les mantendrás involucrados en la trama y les ayudarás a mantener el ambiente de sesión en sesión.

Siempre he tenido buena memoria, así que cuando soy jugador normalmente me encargo de recapitular la partida al resto del grupo. Como Director de juego, he aprendido que mis jugadores se preocupan de la partida pero que a veces necesitan un pequeño empujón para recordar lo más específico. Si eres paciente con ellos y no te tomas su amnesia como algo personal mientras les das las pistas para seguir hacia adelante, recibirás tu recompensa. Además, si un par ya se acuerdan, el resto lo agradecerán.

Mientras recuerdes dónde aparcasteis la partida, será fácil que los jugadores se suban a bordo y empiecen a moverla una vez más.

Printfriendly

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...