8/6/16

Caldo de gnomo: Pasándose notas en clase

Nota del editor: una semana más os traemos una traducción de Gnome Stew de un post escrito por J.T. Evans y del cual tenéis el enlace al post original aquí. Como es costumbre en esta casa os invitamos a seguirlos a través de su blog o de +Gnome Stew y a ver anteriores traducciones nuestras en este enlace.

Mientras que normalmente los jugadores suelen estar del mismo lado e intentan cooperar para lograr una meta común, hay veces en las que es necesario que ocurran acciones ocultas entre los jugadores. Hay unas cuantas razones para esto, y bien hechas estas notas secretas pueden darle "salsa" a la partida. Pero ten cuidado con ellas: a los jugadores no les importa cuando el DM las mantiene ocultas, pero sospecharán mucho (y con razón) cuando uno de sus camaradas empiece a guardar secretos frente al resto de jugadores.

Pasando la nota


Está muy claro cuando un jugador quiere pasar una nota, sobre todo si está en la otra punta de la mesa y tiene que pasar por las manos de los otros jugadores hasta llegar al DM. Hay un código aquí: si un jugador quiere pasar una nota mediante otro (porque no esté lo suficientemente cerca) el intermediario debería ser amable y no leer la nota, ya que no va para él. Por otra parte, el resto de jugadores no deberían metarrolear para tratar de adivinar qué está pasando. Si el explorador encabeza el grupo y no hay nadie para ver esa acción secreta, la presencia obvia de la nota no debería cambiar como actúan o reaccionan cuando este vuelva. Esa forma de metarroleo puede arruinar una sesión perfecta y causar más resentimiento que la propia nota.


Saliendo de la habitación


Cuando el pasar la nota del jugador al DM se convierte en algo torpe, quizá sea una buena idea saltarse las notas escritas apresuradamente y salir a una habitación aparte para una conversación privada. Esto ahorrará un poco de tiempo, permitirá una mejor comunicación y probablemente tranquilice a los jugadores si es la idea del DM. Esto también hará que parezca que el DM es el que está guardando el secreto, no el jugador. Solo depende de como se lleven las cosas en la mesa; personalmente tengo una voz bastante sonora, por lo que me aseguro de no estar "en la otra punta de la habitación", pero si en una habitación separada y preferiblemente con una puerta cerrada.




Notas digitales


En esta era de la mensajería digital es posible saltarse al lápiz y al papel. Los mensajes de texto, de Facebook, Slack y otras docenas de comunicaciones privadas existen, si tu grupo decide usar este tipo de notas, considéralo una alternativa. Por otra parte, recomiendo enteramente que el uso de dispositivos digitales no se convierta en una distracción de la partida. Hay una gran diferencia entre enviar un texto y ver el último capítulo de Geek and Sundry en un smartphone.


Guardando las notas


¿Se guarda el DM las notas? ¿Las lee en voz alta al final de la sesión o de la aventura? Eso ya depende del estilo de juego en la mesa. Cuando dirijo Paranoia, hay (como te puedes imaginar) toneladas de notas pasándose: gente que intenta usar sus poderes a escondidas, plantar un Manifiesto Comunista en la espalda de alguien, usar un dispositivo que no está permitido por su rango de color, o encontrarse con un miembro de una sociedad secreta sin que el resto del grupo se entere y convierta su clon en una nube de vapor, todo en altas dosis de diversión y cachondeo. Siempre insisto en las notas de papel, y las guardo en un sombrero cerca mío. Cuando la sesión acaba, las leo en voz alta al resto de la mesa conforme las cojo del sombrero; incluso aunque la partida haya acabado, las bromas continúan mientras la gente trata de enlazar el significado de la nota con el contexto en el que se pasó esta.

Conclusión


¿Son las notas correctas en tu partida? Esto es algo que debe de dejarse claro en el contrato social que tú y tus jugadores tenéis en la mesa. Yo he pasado fácilmente de grupos propensos a las notas a grupos que no las permitían sin mucho dolor. Por supuesto, hay veces en las que desearía haber podido pasar una nota en una partida "sin notas", pero siempre he encontrado una manera de bordear ese problema. Si eres el tipo de jugador que adora operar en secreto, trata de calmar tu necesidad de pasar notas. Ten en mente que cada trozo de papel que se pasa al DM interrumpe el ritmo de la partida y centra la atención en ti: esto está bien, pero no hay que abusar. Muy pronto encontrarás a tus jugadores lamentándose por cada nota que apuntes en tu libretita, y no será porque estés ocultándoles un secreto.

¿Habéis usado notas secretas en vuestras partidas? ¿Cómo ha sido la experiencia?

Printfriendly

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...