22/7/16

La sierpe de Cumbres Mayores - Semilla de aventura para Aquelarre

Las aventuras que implican la búsqueda mediante rumores y el enfrentamiento a criaturas desconocidas me gustan mucho, y Aquelarre, el juego publicado por +Nosolorol Ediciones favorece mucho este tipo de tramas: Podemos usar la carencia de conocimientos propia de la época en que se basa y el factor sobrenatural de la ambientación del juego para crear aventuras sencillas que desemboquen en algo más épico.

Esto puede lograrse de muchas formas. Mi favorita es de improviso, en medio de cualquier otra aventura o introduciendo pistas falsas junto a otras que desarrollaré más tarde y que puedan pasar como simples rumores de pueblo. Bajo esta idea se ha escrito La sierpe de Cumbres Mayores, con una breve historia-rumor en formato carta, ideal para poder ofrecérselo a los Jugadores incluso en medio de una partida y que incluye por otro lado (y para ser impreso por el DJ) la ficha de la criatura.

También puede ser empleado como inicio de aventura, aunque creo que el efecto de incluir criaturas en este tipo de aventuras es mejor cuanto más idealizadas estén. Para lograr ese efecto puedes emplear el PNJ que firma la carta, e introducir con él todos los elementos terroríficos y legendarios de la criatura. ¡La rumorología es poderosa!



"Maestro,

Le envío aquesta carta quedando atestiguadas las conclusiones de la investigación que me encargó. Lamento si no son suficientes, pero es todo cuanto pude hacer.

El camino hasta Cumbres Mayores fue largo pero plácido, y no hubo mayor inconveniente que lluvias o el cansancio de los dos guardas que me encomendó llevar. Leí atentamente los libros que me prestó y aprendí de ellos, como habrá podido constatar de mis correspondencias pasadas. Con la cercanía al pueblo aumentaron los rumores que hablaban del monstruo, y mi curiosidad con respecto al asunto fue creciente. En el lugar no hay duda por parte de los habitantes acerca del demonio, y todos ellos evitan acercarse al sitio. El sitio donde se ubica su aparición es una casucha sola en los caminos de entrada al pueblo, junto a tierras de siembro del propietario desaparecido.

Llegamos a la casa de noche, y fui yo quien entró dejando a los guardias vigilantes. No encontré en la casa evidencia alguna de lucha, todo estaba en orden, y anduve mucho tiempo ensimismado en los recuerdos de las habladurías previas a la visita, tratando de encajar cada testimonio. Un momento después me percaté del silencio en el exterior, más profundo que el de la madrugada..."


Puedes leer el texto completo y descargarlo en formato carta junto a la ficha de la criatura para Aquelarre en este link.

Printfriendly

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...