Actual Play de Startrek Adventures

En las Xornadas Warp celebradas los días 27 y 28 de octubre en Santiago de Compostela, pude probar el juego Startrek Adventures, cuya publicación al castellano corre al cargo de Holocubierta Ediciones. No pude ver el manual para poder hablaros de él pero pude jugar una partida divertida dirigida por Javier Prieto.

Era la capitana de una nave y los demás jugadores llevaban diferentes oficiales: el de seguridad, el médico, el ingeniero… y teníamos que auxiliar a la Estación Abismo, estación que da nombre al módulo, la cual se puso en contacto con nosotros para explicarnos la situación del sistema “solar” en el que orbitaban.

Pero antes os explico un poco del sistema, ya que por mi parte, es mi primer contacto con él.

Movimientos, momentums y tirada básica

Cada uno de nosotros teníamos una serie de movimientos acordes a nuestro cargo. Por ejemplo, mi personaje era la capitana de la nave y como tal, tenía mis propios movimientos: inspirar, crear ventaja y dar órdenes. Abusé un poco de ellos pues al ser un oneshot ya que el DJ no nos quiso limitar mecánicas.

Activar y usar estos movimientos en partida permiten conseguir ventaja en tiradas (tirar un dado más), desventajas (el enemigo tira un dado menos), reducir la dificultad en ciertas situaciones o bien, crear momentums. Un momentum funciona a modo de puntos de destino o puntos fudge/fate.
Dicho esto, la tirada básica y que al parecer desencanta a muchos, se trata de lanzar 2d20 y obtener un resultado menor o igual a la suma del atributo (control, físico, presencia…) y de la disciplina (ciencia, medicina, comando…). El número de dados d20 a lanzar varía por el uso de movimientos o de momentums como ya os expliqué. Independientemente del amor o el odio que sientes por estos dados, lo cierto es que permiten que las tiradas sean fluidas y los personajes tengan atributos y disciplinas en base 10, algo intuitivo. Por mi parte, estoy satisfecha con el sistema y me acabó gustando mucho la tirada básica.

El DJ también tiene para usar momentums, inicialmente tantos como el número de personajes por tres. Además controla el nivel de Amenaza de la partida, la cual aumenta al usar violencia o la falta de honestidad, a excepción de los klingon que de reaccionar pacíficamente lo hacen aumentar (gracioso pero coherente con la ambientación).

Volvamos a la partida.



La comandante vulcaniana nos explicó que el único planeta del sistema iba a ser engullido por el agujero negro formado por el colapso del sol y debido a que interaccionaron con una extraña construcción esférica de varios kilómetros de diámetro. Esta construcción orbita también en el sistema y llevan años estudiándola. Se cree que ha desestabilizado el agujero negro y que el fin del planeta está cerca.

Al ser responsables del fin del planeta, darán la vista gorda a la primera directiva y piden a mi tripulación y a mí que evacuemos a los habitantes (los Icik). También nos piden investigar la extraña esfera que lo inició todo y en la que desaparecieron tripulantes de la Estación Abismo.

Nos dividimos entonces en dos grupos. Mi oficial de seguridad, el médico y yo fuimos al planeta para convencer a los Icik de que viniesen con nosotros, mientras que los restantes, todos personajes ingenieros o técnicos, fueron a la construcción extraña.

Los Icik resultaron ser una especie inocentemente ególatra: se creían el centro del universo y que es debería ser para nosotros ser un honor conocerles. Eran agradables pero no querían abandonar su planeta, protagonista de trágicas guerras y de la expansión de su estrella antes de morir, ya que serían por ello un pueblo elegido por los dioses.

Para convencerles de que vinieran pacíficamente (esto es Startrek) los ministros de la comunidad nos retaron a pruebas:

El ministro de atletismo fue derrotado en una emocionante carrera y tras perder un pulso.
El ministro de biología descubrió por nosotros qué era el ADN y lo convencimos de que no era necesario evacuar a todos los animales del planeta.
El ministro de astronomía se nos resistió ya que no pudimos encontrar errores de razonamiento en sus cálculos, en los cuales podía explicar que el planeta era el centro del universo.
La ministra de filosofía fue convertida al pastafarismo por el oficial médico y dejando de lado la idea de que su gente es la elegida por los dioses, nos apoyó incondicionalmente.

Todo esto sucedía mientras se investigaba la extraña esfera. Había robots programados para acabar con los intrusos y se tuvo que buscar donde estaba el panel de control para desactivarlos.

Estos encuentros nos permitieron ver cómo funcionaban los combates en este juego.


El combate

Se resuelven con tiradas enfrentadas al igual que antes, pudiendo usar momentums propios para sacar ventaja (o desventaja al rival) o incrementar los dados a lanzar. Una vez superada la tirada de ataque toca calcular el daño causado tirándose tantos dados d6 como el valor del arma, pero ojo, estos d6 son modificados para usar este sistema: dos caras tienen el símbolo de la Alianza y permiten activar opciones del arma, dos caras están en blanco (no hacen nada) y las restantes tienen valores numéricos (1 y 2) que marcan los puntos de daño a realizar.

Evidentemente se puede usar dados d6 normales, pero jugamos con dados blancos con pegatinas para facilitar la experiencia de juego. Soy de las que creen que no deberían usarse dados específicos para un juego ya que no son fáciles de conseguir (no todos tenemos una tienda al lado de casa donde los tengan) pero dan juego. La resolución del combate es rápida y la tirada de dados permite activar usos del arma haciendo que el combate sea más dinámico que si no hubiese esta opción.

Los enfrentamientos fueron cesando en la construcción alienígena y tuvieron que ponerse las pilas para activar la autodestrucción de la misma ya que la vulcaniana de la estación Abismo quiso hacerse con ella al descubrirse su capacidad de crear agujeros negros (por lo que el agujero negro del sistema habría sido creado artificialmente). La vulcaniana, siempre actuando razonadamente, creía que era una idea estupenda usar la esfera para crear un agujero negro en la capital klingon. Muy maja ella.



El sistema me ha resultado muy parecido a Coriolis (del que os hablé recientemente), y sí, incluso usando dados diferentes. Aunque me gusta más Coriolis y que el sistema es más uniforme (siempre se resuelve con d6), Startrek Adventures me gusta e integra muy bien el universo de Startrek (o lo poco que sé de Startrek).

Sabiendo que no hay muchos juegos de rol de Startrek publicados al español, creo que puede ser una gran opción para vivir aventuras de la serie original.