23/10/15

Ideas de aventura para partidas scifi y space ópera

Tengo el gusanillo de la ciencia ficción desde que empecé a leer libros de este género: Dune, Solaris... y ahora estoy con la saga de Ender. También empecé a jugar videojuegos con esta temática (Mass Effect, en el cual me inspiré un poco para este artículo), así que me ha apetecido escribir ideas de aventura para partidas scifi y space ópera. Son bastante genéricas y usa términos como "gobierno galáctico", que inevitablemente tuve que añadir para darle sentido a estas ideas.


Censo
Los personajes de los jugadores, obligados por las autoridades a servir por el bien del gobierno galáctico, deben ir al hostil planeta de Garmendia IX a actualizar el censo electoral. La población, a pesar de tener derecho y obligación a voto, viven ajenos a las demás planetas y comunidades además de ser tecnófobos (totalmente opuestos a los que ellos llaman “extranjeros”). Querrán acabar con la nave de los PJs y también se negarán a hablar con ellos. Más les vale buscar una forma de cumplir su misión, porque el período electoral empieza en nada y no votar está penado, aunque es peor condena no cumplir con los dictados del gobierno.

Las balizas
Una extraña máquina cae en manos de los PJs que al estudiarla, descubren que emite una señal a planetas de poco interés, pero que parecen conducir a los restos de una antigua civilización. Esta máquina además, guardaba documentos (aún sin descifrar) con esquemas de armas y motores de una tecnología desconocida. En su periplo, se encontrarán con busca-tesoros que, con balizas a su poder, desean hacerse con todas pues son lo último que queda de la civilización que fue la más avanzada y poderosa del universo conocido, aunque cayeron  por un emperador tirano. Obtener todas las piezas del puzle significaría dominar el universo.

Campo de pruebas
Una empresa armamentística ha convertido un satélite natural de pequeño tamaño en un campo de pruebas, siendo una de estas prueba entre otras cosas, un estudio sobre modificaciones genéticas en soldados y cómo afectan estas modificaciones a su destreza con las armas. El caso es que los soldados se han rebelado, están hasta arriba de armas y han rodeado el complejo de investigación. Los científicos están heridos y no creen que puedan soportar más tiempo asediados. Las modificaciones genéticas de esta clase están estrictamente prohibidas, por lo que contactan con los PJs para que puedan salvarles el culo acabando con la revuelta y salvando a los científicos. La empresa les pide que eviten destrozar las instalaciones: son las instalaciones biogenéticas más avanzadas del universo conocido.


Búsqueda de un nuevo piloto
El actual piloto a los mandos de la nave de los PJs desea jubilarse y la dejadez de buscarle un sustituto (un año lleva esperando el pobre) ha hecho que éste haya abandonado (sin aviso) la tripulación y se haya marchado a su casa. Los PJs se encuentran entonces en tierra, en un planeta de paso, y sin piloto. Tendrán que buscar un nuevo piloto entre los candidatos que se encuentren en el planeta y donde cada candidato es peor que el anterior. Los PJs tendrán que elegir entre una alcohólica pasivo-agresiva, una chiquilla que nunca ha hecho un vuelo real, un tío con narcolepsia… Vamos, que si salen con vida del despegue será un milagro.

Atentado
Un candidato a senador del planeta Leakley VI está envuelto en negocios turbios. Un grupo de mafiosos costearon toda su campaña y el candidato, el muy iluso, creía que podía salir de rositas aprovechándose de ellos e ignorando sus acuerdos (de dudosa legalidad). Ahora debe presentarse en la plaza de la capital pero le aterra ser atacado por sus “apoyos económicos”, por lo que decide contratar a los PJs para que eviten que acaben con él. La plaza supera su aforo y los PJs deben desplazarse a empujones. Lo más seguro es que este amago de político no vea otro nuevo amanecer.

Locura
Los PJs se despiertan sobresaltados. Uno de sus compañeros de tripulación está enloquecido y ha disparado al cocinero y al ingeniero de sistemas. No para de gritar que le duele la cabeza y no atiende a razones. Los PJs pueden matarle o intentar retenerlo, sea como sea descubrirán que alguien ha implantado un extraño dispositivo en su cerebro. No parece algo actual (quizás lleve allí 20 años) pero es desde luego, algo lo suficientemente extraño para que los PJs quieran investigarlo. Especialmente cuando están grabadas las siglas de una empresa desaparecida tras ser acusada de traición por su intento de crear soldados cyborg.

El diario
1000 años creyendo que el humano que se hacía llamar “Bazán” quiso atentar contra el consejo galáctico. Esos mismos 1000 años lleva la raza humana sin representación en el mismo, pero eso está cerca de cambiar: un diario de su pareja sentimental, un piloto de la flota galáctica, da detalles que no fueron considerados por “irrelevantes”. Esos detalles pueden cambiar la situación de toda la humanidad y estos se encuentran en registros de naves antiguas y en informes escritos por el propio Bazán.

Avería
Una avería en la nave en la que viajan los PJs los deja varados en el espacio. La nave se está quedando sin energía y los vientos solares de una estrella próxima no deja enviar señales de auxilio. Mientras, aquello que ha causado la avería se desplaza por la nave aterrando a los tripulantes. ¿Qué estaban transportando en la bodega?

Subasta
Helios es una nave que fue emblemática para la raza Tibari, una raza extinta que se cree que ha sido la primera en conocer los viajes espaciales y que incluso habría intentado colonizar nuevos mundos para evitar su inevitable destrucción. Esta nave, encontrada por unos mercenarios, será subastada como chatarra y los PJs son enviados a hacerse con ella, ya que supone el poder descubrir lo que le ocurrió a esta raza tan aparentemente inteligente, así como saber la localización de su planeta de origen.

Refinerías de Mercurio
En los polos de este planeta se han establecido las refinerías más importantes del llamado gel fuel, actual combustible que emplean las naves de todo el universo conocido, por lo que es objetivo para los piratas y bandidos. Hasta el momento todos los ataques han sido neutralizados, pero la flota humana está en Plutón acabando con los Mi-Go y Mercurio está desprotegido. El imperio humano ha contratado mercenarios, entre ellos los PJs, para defender el planeta. ¿Los mercenarios traicionarán al imperio y se harán con el control de las refinerías? ¿Qué harán los PJs para evitarlo?

Sabotaje
La flota azutiana presentará ante todos los asistentes de la celebración por los 10000 años de la paz galáctica su nuevo destructor. Este destructor será altamente vigilado por ser en sí mismo un peligro para todos los asistentes (incluyendo el consejo). Opositores al gobierno de Azut contratan a los PJs para que se infiltren en el personal de seguridad y saboteen el destructor para que sea destruido (ya sea para que explote él solito o que otros quieran hacerlo por seguridad). ¿El motivo? El destructor será usado para iniciar una guerra y los opositores creen que será el fin de su raza.


Representación en el consejo
Los humanos por fin serán aceptados en el consejo galáctico, pero antes tienen que superar una pequeña prueba. El consejo interrogará aleatoriamente tripulaciones y revisará todos sus registros para saber si es verdad que los humanos están cumpliendo sus leyes y pagando sus impuestos. El buque en el que viajan los PJs, seleccionado para la prueba, está capitaneado por un tío sin muchas luces que no ha seguido ningún procedimiento estándar ni ha aceptado las normas, “en mi nave mando yo”, por lo que los PJs tendrán que intentar distraer a los agentes para que no descubran la verdad detrás de esa nave y acepten a los humanos en el consejo sin incidentes y sin dudas.

Más allá de lo conocido
Hace casi 10000 años que no se descubre una nueva civilización en el universo. Esto está a punto de cambiar ya que han interceptado señales desconocidas y enviadas por medios desconocidos. Los PJs se han encontrado por casualidad con una nave de esta civilización que los ha reconocido como embajadores y los han llevado a su planeta. Las costumbres, muy diferentes entre sí, crearán malentendidos, ¿la civilización será amistosa con ellos o estos malentendidos provocarán una guerra?

Asalto
Los PJs, parte del ejército de la flota humana, van a asaltar el último asentamiento de los Minz y lugar de reunión de su gobierno, batalla que dará la victoria a los humanos. Se trata de una ciudad subacuática rodeada y protegida por una cúpula, seguramente construida por alguna civilización antigua y dotada de tecnología desconocida. Las bestias del océano donde está la ciudad son un peligro más a tener en cuenta: las naves anfibias de los Minz poseen un sistema de ultrasonidos especial que las repelen, siendo entonces unos seres que custodian inconsciente este último bastión.

Traidor
La nave en la que los PJs trabajan desde siempre ha sufrido cambios de personal tal que apenas conocen a sus compañeros de tripulación. Estos cambios han aparecido con los relevos del piloto, capitán, teniente… por defunción, jubilaciones y otros. Ahora los PJs han descubierto que uno de sus nuevos camaradas es un traidor y filtra información a sus rivales, otros buques comerciales. En sus manos está descubrir quién es el traidor y someterlo a juicio, una tradición del antiguo capitán que implica tomarse la justicia por su mano. ¿Quién es el traidor?

Robo
La empresa para la que trabajan los PJs ha sufrido un gran robo que ha dejado sus almacenes vacíos. Hasta han robado a los pequeños robots de mantenimiento. Al parecer los ladrones sabían a qué hora había menos movimiento en el almacén; estos ladrones desactivaron las cámaras, aterrizaron sin dejar rastro en el hangar, engañaron con una falsa alerta a los guardias de seguridad y en estos momentos estarán malvendiendo los productos. Los PJs tendrán que recuperar la carga si desean recibir la paga extra de navidad.

La vuelta a la galaxia en 80 días
Los personajes han sido retados a dar la vuelta a la galaxia en 80 días. La tarea no es complicada salvo porque si pisan un planeta (porque necesite reparaciones por ejemplo) implica quedarse varios días en él. Otra complicación son los mercenarios pagados por el viejo Elmond, el que entregará sus naves a los PJs si completan este reto.

Caza-asteroides
Ser caza-asteroide (minería sobre asteroides) es un negocio muy mal pagado y normalmente para personal no cualificado. La mortalidad es alta y la probabilidad de éxito es baja, aún así es un negocio lucrativo para las corporaciones que no tiene medios para enviar naves extractoras muy lejos de sus planetas de origen (el combustible es caro y los sistemas de propulsión no funcionan bien si se transporta mucha carga). Los PJs, con una deuda que deben pagar casi de inmediato, deciden hacer una “cacería”. El plan es sencillo: Llegar, preparar la maquinaria, extraer y pirarse lo antes posible. La cacería se complica con la aparición de otra empresa minera en el asteroide que está decidida a acabar con ellos para no ser denunciados por actividad ilegal (no han pedido permisos entre otras irregularidades).

Printfriendly

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...