20/6/16

Rescatando EA: ¿Por qué existen los clubes en el rol?

¡Volvemos con más artículos del concurso de Encuentros Aleatorios! Esta vez con una entrada escrita por Eduardo Inza sobre los clubs y asociaciones de rol. Recordamos que estas entradas fueron escritas en 2011, así que no os asustéis si os sorprende alguna mención a las tendencias en los juegos de rol ;)


-Nebilim

¿Por qué existen los clubes en el rol?


Desde que se empezaron a extender los juegos de rol por España hemos asistido a la creación de mesas de juego por toda nuestra geografía, desde las Canarias a los Pirineos. Primero con fotocopias de manuales en inglés que sólo unos pocos conocían, posteriormente se profesionalizó y se tradujeron manuales a la lengua de Cervantes y por último asistimos a la creación de rol nacional (últimamente, y siguiendo la tendencia mundial, llegamos a la autoedición y los juegos indie).

Pero claro, esto es la profesionalización de la producción pero, ¿qué pasa con la profesionalización del consumo?

El duro choque con la realidad


A continuación se exponen de forma historiada algunas de las razones por las que se inician los clubs, aunque, como veremos después tienen también otras ventajas y desventajas.

Por necesidad


¿Qué pasa cuando una mesa de juego crece hasta convertirse en dos mesas con directores de juego auxiliares y, después de unos experimentos, se comprueba que ya no se cabe dentro de la casa del máster y que más de 6 jugadores es un follón? Normalmente, lo primero que se mira es si existe alguna alternativa ¿Alguno de los jugadores tiene suficiente espacio en su casa? Si la respuesta es afirmativa la solución valdrá hasta que ese jugador quede indisponible, ya sea porque venga su abuela a visitarle o porque se vaya de vacaciones: el grupo se queda sin local de reunión.

En ese momento alguien propone crear una asociación, buscar un local y pagar una cuota. Se discute y hay varios que se niegan a pagar más que los panchitos para jugar. Sube el tono de la conversación y finalmente se aplaza el tema por el bien de la integridad física de los miembros.

Al cabo de unas semanas sin posibilidad física de quedar (la abuela ha decidido ir a vivir con el jugador de antes por unos meses) las reticencias iniciales son superadas por el mono a jugar y se inician los trámites de fundación y búsqueda de un local.



Un visionario


En el año 2003 un estudiante conocido como Josete de la Universidad Rey Juan Carlos en la Facultad de Vicálvaro puso junto con un colega unos carteles buscando miembros para fundar un club en la facultad. Varios estudiantes se unieron a su causa para formar ALOA: Asociación Lúdica de Ocio Alternativo. Esta asociación ha hecho todo lo posible por fomentar y extender los juegos de rol, de mesa, el cine y la cultura friki, en general, durante los últimos 7 años (ahora serían unos cuantos más) en Vicálvaro y alrededores.

Es fácil


Los padres de un amigo tienen un local que no utilizan para nada. Lo compraron como inversión y porque era una ganga en su momento. ¡Tiene hasta barra de bar! Pero claro, ahora con la crisis no tiene pinta de que vayan a hacer nada con él ¿Por qué no nos juntamos allí?

Ventajas


Organizar un club de rol tiene sus ventajas si se organizan adecuadamente:

  • Se profesionaliza la actividad al otorgarle una denominación social y un CIF que va muy bien para relacionarse con ayuntamientos y otros entes sociales importantes (como grandes empresas).
  • Se puede disponer de un fondo de juegos permanente en la asociación sacándoles más rendimiento por el mismo precio.
  • Se puede acceder a fondos estatales mediante subvención para la organización de actividades.
  • Es mucho más fácil asistir a eventos si te grupas bajo un nombre común, e incluso poner un stand en lugares como la JapanWeekend si alguno de los socios tiene interés.
  • Permite tener las cuentas claras si hay gastos importantes entre manos (como el alquiler de un local) ya que el local es alquilado por la persona jurídica de la asociación.
  • Otorga estabilidad en entornos con mucha variabilidad de personas como en grupos grandes pero dispersos (amigos de amigos que vienen alguna que otra vez) o en Universidades.


Desventajas


Claro que también tiene sus desventajas:

  • Hay que pagar una cuota o buscar una forma de financiar las actividades de la asociación y sus fondos comunes.
  • Hay que estudiarse bastante bien la legislación aplicable, especialmente aquellos que vayan a desempeñar cargos de Presidente, Tesorero y Secretario, pues asumen responsabilidades legales.
  • Los puestos antes mencionados tienen bastante trabajo, especialmente las figuras del tesorero y el secretario. El primero por llevar todas las cuentas (no sólo ingresos y gastos, si no también inventarios) y el segundo por tener que levantar acta de todas las reuniones.
  • Si en la fundación se incluye a mucha gente se corre el riesgo de perder muchísimo tiempo en la negociación de los estatutos y llegar a la parálisis por el análisis.


Y ahora que tenemos un club ¿Qué?


Ya está fundado el club y tenemos un local. ¿Ahora qué? Ahora sobra sitio y el local está desocupado casi todo el mes. Pero los viernes, sábados y domingos no es difícil encontrar a alguien con quién improvisar partidas o fijar un lugar donde reunirnos. Algunos se preguntaran porqué hablamos de un club en Encuentros Aleatorios (y ahora Bastión Rolero). Es fácil: los juegos de rol son, como los de tablero y a diferencia del cine o buena parte de los videojuegos, un hobbie social. El componente social se lo da la relación que tienes con tus compañeros de mesa y con el máster. A un nivel mayor, lo da un club o una agrupación de roleros.

En mi experiencia montar un club sólo se hace en entornos muy variables, casi diría aleatorios, con el objetivo de dar estabilidad a un grupo sin necesidad de tener una larga amistad detrás para sustentarlo (caso habitual de las mesas de juego).

Printfriendly

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...