20/7/16

Rescatando EA: Evolución Rolera

Bienvenidos de nuevo a Rescatando EA. En esta ocasión os traigo un texto de +Aras Tremandur (alter ego de +Sergio Somalo) donde hace un repaso de la evolución natural de los roleros (de jugador a escritor con más o menos fortuna). Lo cierto es que en mi caso creo que ha dado completamente en el clavo, ¿y con vosotros?

También podría ser el caso de +José Manuel Palacios, que conoceréis por su juego First Combat: XCorps pero ya en el 2011 apuntaba maneras de escritor y muchos como yo lo conocemos de antes. Entre otras cosas, fue el ganador del concurso de Encuentros Aleatorios por su artículo de Taller de escritura. Ampliado y mejorado, fue presentado en su blog en tres partes que podéis leer aquí: Taller rolero I, Taller rolero II, Taller rolero III. Entradas recomendadísimas.


- Nebilim

Evolución rolera

Las personas que prueban el rol y se enganchan casi siempre evolucionan... ¿pero hacia donde?

Bueno, el homo sapiens ludensis suele ser un espécimen curioso que le gusta jugar, de forma que suele comenzar sus andadura en el rol de forma dubitativa: siendo invitado a una partida de prueba en algún tipo de reunión, un grupo de amigos en una casa, bar, parque, en una tienda especializada o dentro de una mesa de juego en jornadas diseñadas para dar visión y publicidad al hobby. Actualmente sería casi seguro que a alguno de los juegos de la familia de D&D como puede ser D&D3.5, 4 o 5, o algún primo-hermano como puede ser Pathfinder, Aventuras en la Marca del Este, juegos de espada y brujería. Aunque también puede ser juegos de ciencia ficción como puede ser Al filo del Imperio o incluso ambientaciones propias llevadas con sistemas como pueden ser FATE o HITOS. Hay una gran diversidad de propuestas, pero en mis tiempos era sota (AD&D), caballo (Aquelarre, La Llamada de Cthulhu, Stormbringer o RuneQuest) o Rey (El Señor de los Anillos, Rolemaster) aunque también podía ser comodín (Cyberpunk2020, Paranoia, o Star Wars de West End Games), pero poco más.

Este individuo, ya clasificado como homo sapiens ludensis var. rolensis, se iba curtiendo poco a poco con partidas y empezando a conocer otros juegos como Mutantes en la Sombra o Ragnarok, y llegó en D&D 3.0... ¡¡Con habilidades y todo!! y en un momento determinado en este periplo de juegos y pruebas había una posibilidad de que a este jugador le picara el gusanillo de la imaginación desbocada y que quiera plasmar sus ideas en aventuras dirigidas por él (o se lo imponen porque el director de juego anterior se ha cansado) y da el paso de jugador a director de juego.

Este es un punto crítico de evolución donde algunos directores nóveles revierten a jugadores porque si no gusta la forma de escribir o de dirigir y no hay otro que de el paso, el grupo puede desintegrarse, pero una situación menos traumática es que otro jugador sea el que de el paso. Algunos simplemente ven que no es lo suyo, que no se siente cómodos y consideran mejor dar un paso atrás, pero si no es así este nuevo director de juego tiene una temporada donde se divierte mucho creando y jugando con sus jugadores. Pero llega un momento en el que se une un segundo gusanillo que suele dar como resultado la idea de "quiero más", una inquietud porque lleva bastante dirigiendo y jugando, porque ha leído mucho, tiene ideas y proyectos; también sabe lo que le gusta y lo que no le gusta de mucho de los reglamentos. Entonces es cuando se da el segundo punto crítico: pasar a escribir.

Aquí es cuando a muchos les gana la pereza o el canguele (yo no voy a ser capaz, no me va a salir bien...) pero otros se lanzan, con más o menos fortuna... y gracias a eso tenemos una variedad importante de juegos y sistemas como: Aventuras en la Marca del Este, Embelyon, TauraDK, Cacería de Bichos, C-System, HITOS, Roll&Play, Shadow Hunters, Haunted House, Sistema Sombra con EXO, Pangea, Rol Negro, CdB Engine, Espada Negra y tantos otros. Y esto es un ejemplo de que se pueden hacer cosas.



Los mayores problemas que veo cuando el homo sapiens ludensis var. rolensis llega a este punto son los siguientes:


  1. Querer hacer algo pero no tener claras las ideas. Esto suele desembocar en proyectos no terminan de ver la luz, en amalgamas sin mucho sentido o en frustración por no conseguir el objetivo.
  2. Tener una idea pero no tener claro el producto que se quiere. Con esto quiero decir que se tiene algo pero como no se cierra en un producto en concreto, se divaga y puede llegarse a tener tanto material que al final se ha diluido la idea o se ha deformado demasiado dando lugar a otra cosa completamente diferente.
  3. Tener la idea y el producto pero no el acierto. Esto es más común porque te puede gustar mucho las ambientaciones medievales-fantásticas, pero si no sacas algo con valor añadido y diferente a lo que hay en el mercado, pues pasa inadvertido o con poca aceptación, y ahí el problema ha estado en no haber “sondeado” el mercado antes. Este suele ser el error más común.

El último paso de la Evolución Rolera es publicar de algún modo lo que tu has creado y darle salida... lo digo porque mucha gente al final pincha aquí y se vuelve un Gollum (¡mi tesssoooooorooooo!) pero, si has creado algo, ¿no gana valor añadido si lo presentas y lo publicas?

Printfriendly

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...