Caldo de gnomo: Cambia de campaña con gracia

Nota de la editora: seguimos con las traducciones de Gnome Stew y esta vez os traemos un post escrito por Phil Vecchione y del cual tenéis el enlace al post original aquí. Como es costumbre en esta casa os invitamos a seguirlos a través de su blog, de +Gnome Stew o incluso a apoyarlos a través de su Patreon, y a ver anteriores traducciones nuestras en este enlace.

La traducción de este artículo corrió a cargo de nuestro amigo Nahuel ("Jarcorcito").

Verano. Es esa época del año, donde los editores anuncian nuevos juegos durante las principales convenciones. Con todo clase de nuevos juegos llegando al mercado los engullimos ansiosos por llevarlos a la mesa. El problema es que ya tenemos un juego al que le estamos dando caña. Y así viene el viejo dilema de cómo terminar un juego y comenzar uno nuevo con dignidad. ¿Cómo podemos tener un final satisfactorio y un comienzo emocionante? Porque en serio, acabo de recibir este juego y está ardiendo en mis manos. Necesito llevarlo a la mesa ahooooooraa.

La tentación

Sí. La tentación puede con nosotros. Hace nada hablamos sobre esto aquí en Gnome Stew y en el Gnomocast. Es difícil resistirse. En mi caso, en este momento, estoy jugando el increíble juego Tales from the Loop, pero conseguí una copia en PDF de Scum & Villainy. Y realmente quiero jugar a S&V. Me encantó tanto Blades in the Dark, que ambientarlo en el espacio solo puede ser mejor... realmente mejor. Al mismo tiempo, mi partida de Loop es increíble y estoy cerca de una gran revelación. Ok, entonces, ¿cómo hacemos esto?

Es más trabajo para el DJ

Seamos sinceros: Si quieres hacer una buena transición entre los juegos, vas a tener que hacer trabajo extra. Si estás preparado, valdrá la pena, pero asegúrate de tener tiempo para comprometerte.
En pocas palabras, deberás llevar la partida a una conclusión satisfactoria mientras preparas tu nueva campaña. Si bien esto parece bastante fácil, tendrás que mantenerte concentrado y comprometerte con la campaña que está por terminar, mientras evitas caer en la tentación y de su encanto. Vas a tener que resistir el impulso de dejarlo todo y caer en la canción de sirena del nuevo juego.

¿Por qué molestarse?

Demasiadas campañas terminan sin finales satisfactorios. Solo llega el día en el que se detienen. Y nosotros, como humanos, somos criaturas que estamos condicionadas a las historias. En lo profundo de nuestro cerebro animal, nos gustan las cosas que tienen un comienzo, un desarrollo y un final. Es por eso que perdimos los estribos cuando Firefly fue cancelada. Lo mismo se aplica para las campañas. Son mucho más satisfactorias cuando terminan limpiamente.


Llevando lo viejo a un final

Lo primero que debemos hacer es planificar el final de nuestra campaña. Terminar una campaña con el final de una historia o arco significativo es una buena manera de concluir las cosas. Analiza tu historia actual y el arco en el que se encuentra y busca cómo se completará lógicamente. Además, deberías considerar si también necesitas concluir arcos menores, arcos de personajes, etc. para darle a la campaña una sensación de culminación.

A continuación, con unas ideas de cómo podría terminar la campaña, ve y habla con tus jugadores. Necesitas obtener su consentimiento para esto. En muchos casos, están igual de entusiasmados con el juego que te tienta, por lo que no tendrás que vendérselo demasiado, pero dependiendo del juego podría ser más difícil de lo que planeas. Cuando les cuentes que deseas empezar un nuevo juego en el futuro, también puedes darles una idea de dónde terminará la campaña, y probablemente cuándo, basado en la cantidad de sesiones que creas que tomará llegar allí. Háblalo, pregúntales si tienen algún arco que les gustaría ver completado antes de que se acabe el juego, y si es posible, asegúrate de que estén incluidos.

Por cierto, no es que necesites el consentimiento de todos los jugadores para cambiar de juego, después de todo, eres tú quien está dirigiendo, pero es cortés pedirles consentimiento, especialmente si este es el grupo con el que estás planeando continuar jugando.

Si todos están de acuerdo con el plan para finalizar el juego, entonces comprométanse a hacerlo y trabajen para alcanzar ese objetivo. Normalmente se tienen más ganas de jugar cuando todos saben que un arco importante va a concluir, y esto puede agregar algo de emoción.

Preparando el juego nuevo

Ahora que sabes cuándo y cómo va a terminar tu viejo juego, puedes comenzar a preparar tu nueva campaña. Lo primero que debes hacer es comenzar a leer las reglas, así que hazlo. A medida que te adentres en ellas, comenzarás a tener ideas para la campaña que deseas ejecutar. Comienza a anotar esas ideas. Algunas veces necesitarás introducir algún jugador en esa nueva campaña y ahí es donde empiezan las complicaciones.

Somos penosos terminando cosas

Todo lo que hemos estado hablando hasta ahora es un consejo muy obvio... terminar una cosa antes de comenzar otra. Pero por experiencia como Director de Juego y como Gerente de Proyectos, déjame decirte que a los humanos nos encanta comenzar cosas y odiamos terminarlas. Es difícil que un Gerente de Proyectos tenga problemas para que un nuevo equipo comience algo, pero rara vez ese equipo llega a la meta con el mismo entusiasmo.

Lo mismo se aplica a DJ y los jugadores. Tu instinto te llevará a abandonar esa campaña y jugar al nuevo juego la próxima sesión. En primer lugar, surgirán dudas: ¿por qué necesitas terminar la campaña? fue lo suficientemente divertida. Entonces la tentación vuelve a ti... “oh hombre, no puedo esperar para hacer esto y aquello en el nuevo juego, ¡va a ser tan increíble!” En tercer lugar, todo empeorará cuando tus jugadores se emocionen al hacerles preguntas o contarles sobre el juego, y comienzan a tener sus dudas sobre lo viejo por la emoción de lo nuevo.

Aquí es donde necesitas trabajar y mantener la línea. Si vas a hacer esto bien y darle a la campaña el final que merece, deberás luchar contra tus propias voces internas y tendrás que mantener al grupo enfocado en terminar.

Aquí hay algunos consejos:

  • Comparte información con ellos lo más tarde posible. Mientras menos entusiasmados estén, más energía puedes usar para mantenerte concentrado.
  • Ten una fecha objetivo en mente. Ayuda saber que hay un final y que se está acercando. Cuando no sabemos cuándo terminarán las cosas, perdemos la esperanza de llegar allí.
  • Sácalo de tu cabeza. La razón por la que nos obsesionamos con las cosas es porque tu cerebro no confía en ti para recordarlas. Por ejemplo, ¿por qué no puedes recordar que necesitas una bombilla cuando estás en la tienda, pero lo haces dos segundos antes de encender la luz con la bombilla quemada? Cuando tengas una gran idea de campaña, escríbela en algo que puedas ver más adelante. Sácalo de tu cabeza y tu cerebro se calmará.
  • Cuando involucres al resto de los jugadores, recuérdales el objetivo de cerrar la campaña y cuándo se dará. Establece expectativas.


Estate listo para comenzar después de terminar

Entonces se da la siguiente situación: has estado preparando todas lo que necesitas para el nuevo juego mientras concluía el antiguo. Recompensa a los jugadores estando listo para saltar al nuevo juego la siguiente sesión nada más concluya la anterior. Termina con las reglas, comienza a trabajar en ideas de campaña y prepara material para su sesión cero. Estate listo para comenzar inmediatamente después de cerrar la campaña actual.

En ese sentido, tómate un poco de tiempo después de cerrar la campaña anterior para reflexionar con tu grupo sobre todas las dosis de diversión que os ha proporcionado. De hecho, un pequeño ritual de cierre o fiesta nunca está de más.

Todo trata de autocontrol

Nuestra naturaleza humana nos hace sucumbir a las tentaciones y a hacer que juguemos a nuevos y atrayentes juegos, aunque esto nos haga dejar campañas incompletas por el camino. Con un poco de cabeza, planificación y un poco de autocontrol, podemos hacer una transición entre juegos haciendo que el final de una satisfactoria campaña de paso a una nueva y refrescante.

Ahora mismo estoy leyendo S&V mientras planeo las últimas 3-4 sesiones de mi partida a Tales from the Loop. Trato de estar calmado y comprometido en llevar la campaña a su conclusión. Os haré saber de su desarrollo.


¿Cómo lo haces? ¿Abandonas campañas por una nueva "tentación", o dejas que concluyan cómo deberían? ¿Cómo resistes la tentación a caer en ese nuevo juego?